Wes Anderson

By 28 de enero de 2021Cine

POR QUÉ WES ANDERSON ES WES ANDERSON Y EL RESTO NO LO SON.

 
Por Toni

 

Wesley Wales Anderson nació en Houston, Texas, el 1 de mayo de 1969, esta es una de las razones más importantes para ser Wes Anderson, pero no la única.

Sabemos qué es ser un autor en el cine y en qué se diferencia un simple director de un autor, sabemos también por qué James Cameron o Ron Howard son buenos directores y Kieslowski, Welles, Allen, Lynch o Anderson son autores. 

Qué hace a un autor ser autor.

Su imaginario, su forma de distanciarse de los demás sin perder de vista el medio en el que se desenvuelve, sin dejar de avanzar, de evolucionar, de crear siempre sobre cimientos sólidos, propios, los suyos, los que hacen que a distancia todo sepamos de quién se trata, quién es, al fin, el autor.

Qué hace de Wes Anderson, Wes Anderson.

Pocos autores han llevado tan lejos la autoría, el sello personal, la fidelidad a un estilo propio, gracias a esto es fácil reconocer a Wes Anderson con apenas unos segundos de metraje. Hay muchas características singulares propias de Anderson, tanto a nivel estético y visual como en recursos conceptuales y “teimas” (ideas recurrentes) que permiten ubicar al autor y confirmar si es o no, santo de nuestra devoción, yo soy devoto, eso sí lo tengo claro.

Vamos entonces a desgranar sin orden alguno varias de estas características, algunas con mucha fuerza conceptual y otras que son sencillos detalles que refuerzan el imaginario del que tanto se habla; muchas de estas características son fáciles de ver y muy analizadas en diferentes artículos sobre el personaje mientras que otras son mínimas percepciones personales con las que se puede o no estar de acuerdo.

01_ La simetría en los planos, es quizá la regla que más se ha estudiado en la fotografía de las películas de Wes, qué maravillosas deben ser las charlas previas a un rodaje entre Wes Anderson y Robert D. Yeoman (su fotógrafo habitual), esa búsqueda del equilibrio visual hasta casi la comedia dentro de un plano, una maravilla. Muy recomendable la lectura y disfrute visual del libro “The Wes Anderson Collection” de Matt Zoller Seitz, Michael Chabon, no solo por el análisis de la simetría wesandersoniana, sino por incidir en varios aspectos de su cine mucho mejor contados que en estos humildes párrafos.

02_Muchos autores son proclives a repetir equipo de producción, actores, coguionistas, músicos… en el caso de Anderson ese mismo equipo es recurrente y hasta enfermizo desde su primer corto, el círculo de Wes Anderson, muy cercano a los clásicos neoyorkinos, a la familia Coppola también. Roman Coppola siempre su segunda cámara y coguionista en varias piezas al igual que Jason Schwartzman (sobrino del gran Francis) actor en todas sus películas y coguionista en varias de ellas, Scorsesse, que dijo de él ser (aunque yo esto no lo veo mucho) su predecesor, su relación con los hermanos Wilson tanto delante como detrás de las cámaras, actores ya totémicos como Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton, Adrien Brody… El cast siempre nace sólo y solo hay que aumentar un puñado de actores para contar cada historia, en cierto sentido parece como la familia “artista” que se reúne por Pascua, juntos deciden interpretar en el salón de su gran casa una obra de teatro y él reparte un personaje para cada uno, la función está ya casi lista para empezar.

03_ La paleta de colores. Muy pocos cineastas cuidan tantísimo cada plano, cada encuadre y en ese cuidado hay un lugar aparte para los colores, siempre pasteles, siempre en gamas estudiadas, y siempre con una contaminación llamativa del amarillo, esto aporta siempre un aire viejuno a la cinta, una sensación de poso y autenticidad retro.

04_ El valor por los detalles es mayúsculo en las películas de Anderson, desde el tirachinas perfecto hasta un tocadiscos ideal, el vestuario siempre al límite entre lo elegante y lo estrambótico, alfombras singulares, bañeras decadentes y maletas de Vuitton diseñadas solo para una película.

05_ La música de Alexandre Desplat que aporta la elegancia y originalidad necesarias para acompañar y elevar muchas escenas al 10, además de la selección de canciones más absolutamente perfecta de la historia del cine en pelis como Los Tenenbaums o Viaje A Daarjeling.

06_ La seriedad de los personajes, a mí esta es la característica que más me llama la atención y en la que más he pensado porque creo que es la característica principal, la que consigue la diferencia mayor con respecto al resto, la característica que aporta el tono, ese tono ligero y dramático único, ese tono superficial y saltarín a la vez que poético y con carga de profundidad, ese tono de comedia melodramática en la que igual de importante es el sentimiento de un boyscout por una chica cuervo que la precisión de la escapada de una cárcel nazi, buena parte de esto lo consigue Wes porque sus personajes están muy serios, se toman todo muy en serio, hay rictus de seriedad en sus caras que contrastan con la ligereza de las imágenes, hay algo no definido que guía al espectador en un camino, el que nos propone el autor, que hace suave y profundo cada instante.

07_ El cuidado por el arte y la obra artística, además de valorar cada pequeño detalle gráfico, sus pelis de animación son un ejemplo muy claro. Wes Anderson valora a los artistas que colaboran aportando obras propias y en los créditos de cada peli menciona y reconoce su valor, es una pena que muy poquitos tengan la sensibilidad de Wes Anderson.

08_ Pocos directores contemporáneos le dan el valor al cortometraje que debería tener, Wes Anderson sabe combinar ambos formatos y de hecho los mezcla de forma real, tanto que a veces los unos son el germen de los otros y en ocasiones determinados personajes de una pieza continúan su andadura en otra.

09_ Seguramente un detalle sin importancia pero curioso para mí es la muerte accidental y “simpática” de mascotas, no sé si hay alguna metáfora encerrada aquí o es simple casualidad, pero si yo fuese su perrito andaría con cuidado.

La verdad es que hay muchas más curiosidades que hacen de Wes Anderson un cineasta diferente, pero desde este rinconcito de la galaxia no queríamos más que señalar unas cuantas para que si alguien queda por ahí por darle una oportunidad a su cine, lo haga. Nunca es tarde para comenzar la devoción.