KISS: Mucho más que una banda de rock

By 25 de marzo de 2021KISS
kiss-maquillaje-rock-banda

KISS: Mucho más que una banda de rock

 

Por Álex
Todos los que me conocen desde hace más de tres décadas saben perfectamente que KISS es mi banda favorita. Familiares, vecinos, compañeros, amigos, amigos de amigos, amigos de amigos de amigos, etc, etc tienen claro que soy Kissero y la mayoría de ellos saben más sobre KISS que muchos fans de la banda simplemente por haberme aguantado todos estos años.
Y KISS siempre ha tenido una característica inconfundible que son sus maquillajes y sus estrafalarios trajes. Los 4 miembros originales crearon algo único. Cada uno de ellos se inventó un personaje, un alter ego, con un maquillaje acorde a esos nuevos personajes. Gene Simmons fue “The Demon”, Paul Stanley fue “Starchild”, Ace Frehley “Spaceman” y Petir Criss “The Catman”. Y para darle una vuelta más, al más puro estilo de los super héroes de comic, nunca mostrarían sus caras lavadas, nadie sabría quienes eran realmente

Su imagen y sus espectaculares shows los convirtieron en una banda única, diferente, con una potencia visual salvajemente diferente y que empezó a crecer a ritmo vertiginoso a principios de los 70. Y desde el primer día surgió el gran debate: ¿es KISS una banda de rock o es un producto del marketing?

Los primeros artículos de revistas americanas de rock fueron muy duros con la banda tachándoles de invento del marketing, de banda intrascendente que tenía los días contados, y demás lindezas del estilo. Pero KISS se hizo fuerte pese a los ataques de toda la prensa especializada. Porque los fans estaban de su parte y eso es mucho más importante que cualquier opinión de un crítico musical.

48 años después KISS sigue en activo y es una de las bandas más influyentes y exitosas de la historia del rock y, sin embargo, el debate sigue vigente. El último episodio que puso al rojo las redes sociales con detractores y fans de la banda fue el concierto que dio la banda el día de fin de año en Dubai y que batió varios récords Guinness relacionados con la pirotecnia y los fuegos habituales en sus shows.

Como dice un gran amigo mío es evidente que KISS es por encima de todo una banda de rock con una sólida trayectoria musical y con un catálogo extensísimo de canciones y que cuando ponemos en casa esos vinilos nuestro plato no se eleva hasta el techo y no sale humo de los altavoces.

Pero también es cierto que KISS es una máquina de vender. Es con diferencia la banda que más merchandise ha vendido en el mundo. Con productos tan extravagantes como un ataúd KISS por si algún fan decide pasar lo que le queda de eternidad dentro del ataúd de su banda favorita.

 

Y también es cierto que Gene y Paul son unos genios del marketing. KISS es más que una banda de rock, KISS es una marca. Incluso llevan años diciendo que KISS pueden continuar sin ellos, como un equipo de futbol que se renueva año tras año pero sigue siendo el mismo equipo. Por supuesto, es un tema que enerva mucho a los fans más acérrimos de la banda que no conciben a KISS sin Gene y sin Paul.

Pero lo cierto es que sus técnicas de marketing han sido llevadas al extremo y no se cortan nada a la hora de jactarse de sus ventas ni de sus éxitos. Hay muchas anécdotas de frases atribuidas principalmente a Gene que es al que se le atribuye esta visión marketiniana.

“Lo peor que podría pasarte es que nadie hable de ti, así que alégrate cuando recibes una avalancha de críticas negativas”, “Haz que la gente se acuerde de tu nombre correctamente, aunque sea para mal”. Son algunas de ellas.

Gene Simmons tiene claro muchas máximas del marketing y las lleva a rajatabla. Tiene claro que los fans son lo más importante. Escúchalos, ámalos y recuerda que trabajas para ellos. Cambia fans por clientes y lo entenderás todo.

Gene sabe que no todos los productos que saca KISS funcionan pero eso no lo detiene. KISS sigue sacando productos sin parar. Y por supuesto, los que funcionan compensan con creces los que no funcionan.

También es muy importante para él tratar muy bien a los medios. Ellos seleccionan el contenido a publicar. Les dedica tiempo extra, les da declaraciones jugosas, fotos exclusivas para ellos, cuidando al máximo la imagen para asegurarse de que al día siguiente la imagen de la banda sale perfecta en todas las publicaciones.

Si crees realmente en lo que haces, llévalo hasta el final. Aunque al principio a la gente no le guste. Si le pones pasión, al final vendrá el éxito.

En definitiva, todos tienen razón, Kiss es una grandísima banda de rock y un producto de marketing perfectamente engrasado. Porque los que nos dedicamos al marketing lo sabemos, un buen producto necesita de un buen marketing y viceversa.